Day 27: Caleta Tortel – Villa O´higgins (Hitch-Hiking / a dedo / per Anhalter)

Eran unos 120km los que tenía que andar ese día. Tenía que llegar a las 12 de la tarde a Puerto Yungay, que es una localidad de unas 4 casas en donde se corta la carretera austral y hay que tomar una barcaza que en 45 minutos te cruza al otro lado de la orilla. Partí a las 9 de la mañana para llegar allá a la hora, sin embargo la lluvia no me lo iba a permitir. Fue el día mas lluvioso, frió y con viento que tuve en todo el trayecto. Estaba todo empapado y no avanzaba nada. Mas encima el camino eran subidas muy empinadas y debido a la lluvia habían partes muy peligrosas a lo largo del camino para cruzarlas en bici. Así, decidí tirar la toalla y hacerle dedo a la primera persona que pasara. Con mucha suerte la primera persona que paso paró altiro y me llevo de una hasta Villa O´higgins, ahorrándome unos 100km de pedaleo. La persona que me llevo era un Hombre de unos 40 años y tenía un acento un poco raro. De apariencia muy piola y sencilla, onda “low perfil”. Hablaba muy bien español y por como lo hacía podría haber pasado piola como alguien de alguna región con un acento particular en España. Pero no, era de Inglaterra y trabajaba en la Embajada de Reino Unido en Santiago. Conversamos todo el camino, temas desde la visión que teníamos de Chile, su cultura e Idiosincrasia, música y fútbol, hasta las experiencia que había tenido el trabajando tantos años como diplomático en distintos países. Hablaba 6 idiomas perfecto: Ingles, Español, Alemán, Francés, Sueco y Turco.  Después de como 40 minutos conversando le pregunté:

– Oiga, y usted que puesto tiene en la embajada de Santiago?

– Ehm, el más alto, soy el Embajador…

– Douh! (lease como la típica exclamación de Homero Simpson)… (silencio) Que buena… me imaginaba que los embajadores se veían distinto (más viejos, algo asi como el Panzer Insulza).

– Haha. A todo esto, dime tu y no usted.

Así fue entonces como conocí al embajador de United Kingdom en Santiago de Chile.

Más adelante en el camino encontramos a Siska, la chica de Bélgica con la que acampé en el lago Vargas y que ya antes la había encontrado en el camino. Estaba mojada como si se hubiese estado bañando en un lago con ropa. Subimos su Bicicleta rápidamente a la carrocería de la camioneta y seguimos viajes los 3 juntos hasta Villa O`higgins. Siska no podía creer la suerte que había tenido al encontrarnos, se notaba en sus ojos lo agradecida que estaba por que la hayamos recogido. Me alegré harto por ella.

Después de una hora pudimos llegar todos sanos y salvos hasta Villa O´higgins, el último punto de la Carretera Austral.

Dado que el día estaba tan feo no pude sacar fotos de la jornada.

 

 

Advertisements
Gallery | This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s